Internacional

El Papa: el aborto es homicidio

new.author
Por Luis Fernando Nàjera 15 Septiembre 2021

Vaticano, 15 de septiembre del 2021.- El Papa, Francisco, afirmó: "El aborto es un homicidio¸ es más que un problema, quien aborta mata, sin medias palabras”, en referencia a que la Iglesia es firme en su posicionamiento con el tema y no la cambia.

El Pontífice reflexionó: “tomen cualquier libro de embriología para estudiantes de medicina. La tercera semana después de la concepción, todos los órganos ya están ahí, incluso el ADN... es una vida humana, esta vida humana debe ser respetada, ¡este principio es tan claro! A los que no pueden entenderlo, les haría esta pregunta: ¿es correcto matar una vida humana para resolver un problema? ¿Es correcto contratar a un sicario para matar una vida humana? Científicamente es una vida humana. ¿Es correcto sacarlo para resolver un problema? Por eso la Iglesia es tan dura en este tema porque si acepta esto es como si aceptara el homicidio diario”.

Sin embargo, aclaró que "cada vez que los Obispos han manejado un problema, no como pastores, han tomado partido por el lado político".

El Papa Francisco habló con los periodistas que cubren la fuente durante el vuelo que de Bratislava lo llevaba a Roma, al final de su Viaje Apostólico a Budapest y Eslovaquia.

Es un poco extraño porque la humanidad tiene una historia de amistad con las vacunas: sarampión, poliomielitis.

Y se refirió a la reticencia social hacia las vacunas. “Quizá esta virulencia se deba a la incertidumbre, no sólo de la pandemia. Existe la diversidad de las vacunas y también la fama de algunas vacunas que son un poco más que el agua destilada, esto ha creado un temor. Hay otros que dicen que es un peligro porque dicen que con la vacuna se te mete el virus dentro, incluso en el Colegio de Cardenales hay algunos negacionistas y uno de ellos, pobrecito, está hospitalizado con el virus. La ironía de la vida. No puedo explicarlo bien, algunos dicen que porque las vacunas no están suficientemente probadas. Hay que dejarlo claro: en el Vaticano todos están vacunados, excepto un pequeño grupo que se está estudiando cómo ayudarlos”.