Internacional

El Papa reza con los abuelos y los ancianos del mundo

new.author
Por Luis Fernando Nájera 25 Julio 2021

Unas 2,000 adultos mayores asistieron a la Basílica de San Pedro para festejar “Jornada Mundial de los Abuelos y de los Mayores”

Ciudad de Vaticano, 25 de julio del 2021.- Este domingo, después del Angelus, el Papa Francisco rezó con los abuelos y los ancianos del mundo con motivo de la primera “Jornada Mundial de los Abuelos y de los Mayores”.

En un video publicado en la fanpage Vaticano News , que se celebra este domingo 25 de julio, Francisco unió su voz a la de hombres y mujeres de distintos continentes invocando al Señor el fin de la pandemia y de las guerras y dar gracias por el don de una larga vida hecha de alegrías y dificultades pero nunca sin el consuelo de Dios.

Gerarcas de la grey católica como monseñor Laurent Noël que, a sus 101 años, es el obispo más anciano del mundo se sumaron a la jornada que este domingo inició por iniciativa del Papa con una misa en la Basílica de San Pedro a las 10:0 horas (CET) presidida por el arzobispo Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización ante unas 2.000 personas de la diócesis y de las asociaciones implicadas en la pastoral de la tercera edad. 

El Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida informó que serán en su mayoría abuelos acompañados por sus nietos, pero significativamente, habrá varios cientos de personas que saldrán, por primera vez, de las estructuras residenciales en las que viven después de más de un año de aislamiento. Al final de la celebración, los jóvenes presentes en San Pedro ofrecieron a los abuelos y ancianos presentes una flor con el mensaje del Santo Padre: "Yo estoy con vosotros todos los días", que es también el tema de la Jornada. En las diócesis y parroquias de todo el mundo se han previsto celebraciones similares en diferentes formas. 

Tras finalizar la oración mariana, al saludar a los fieles presentes congregados en la Plaza de San Pedro, el Papa regaló el aplauso de la plaza a los abuelos y ancianos en su día y dirigió una invitación a todos los fieles: vayan a buscar a quienes están solos, llevando el abrazo del Padre que consuela y da fuerza.

En la homilía escrita por el Santo Padre y leída por Monseñor Rino Fisichella, Francisco afirmó: “Hermanos y hermanas, los abuelos y los mayores son el pan que alimenta nuestras vidas. Estemos agradecidos por sus ojos atentos, que se fijaron en nosotros, por sus rodillas, que nos acunaron, por sus manos, que nos acompañaron y alzaron, por haber jugado con nosotros y por las caricias con las que nos consolaron. Por favor, no nos olvidemos de ellos. Aliémonos con ellos. Aprendamos a detenernos, a reconocerlos, a escucharlos. No los descartemos nunca. Custodiémoslos con amor. Y aprendamos a compartir el tiempo con ellos. Saldremos mejores. Y, juntos, jóvenes y ancianos, nos saciaremos en la mesa del compartir, bendecida por Dios”, señala Vaticano News.