Política

INE ajustará su presupuesto para la revocación de mandato; se instalarán menos casillas de las previstas

new.author
Por Carlos Sanchez 03 Febrero 2022

El INE había solicitado más presupuesto debido a que consideraba que no había recursos suficientes. La solicitud se rechazó y la consulta se hará con lo que se tiene. Esto significa un menor número de casillas

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) validó la noche del miércoles que el Instituto Nacional Electoral (INE) realice el ejercicio de revocación de mandato “de la manera más eficiente”, con el presupuesto que actualmente tiene el organismo constitucionalmente autónomo, el cual no recibirá más recursos de parte la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).


Al modificar la suspensión solicitada por el INE en una Controversia Constitucional presentada por esa autoridad electoral ante la Corte, el máximo tribunal del país determinó que el organismo podrá llevar “a cabo el procedimiento de revocación de mandato de la manera más eficiente, tanto como lo permita el presupuesto que hasta el momento tiene programado”.



Con esto, la suspensión le garantiza al INE “que no se ejecute la resolución sobre algún tipo de responsabilidad penal o administrativa en contra de los integrantes del Consejo General de ese instituto”.


Es decir, la resolución de la Corte permitirá que el INE, ejerciendo su autonomía, organice la revocación de mandato con las adecuaciones que considere pertinentes, debido a que su presupuesto no será incrementado, a pesar de que así lo solicitó a la Secretaría de Hacienda.


Esta semana, la SCHP notificó formalmente al INE que no le proporcionará a ese organismo más recursos para la realización del ejercicio de revocación de mandato. El INE había solicitado una ampliación de su presupuesto de 1,739 millones de pesos, pero Hacienda respondió que “no es viable jurídicamente otorgar” esos recursos adicionales.


Ante esa respuesta, a decir del consejero Ciro Murayama, el INE solo podrá instalar un tercio de las 161,000 casillas que deberían desplegarse en todo el país para ese ejercicio.


Ese escenario, que ya lo tenían contemplado los consejeros del INE, ha generado desde hace semanas declaraciones de legisladores de Morena adelantando que pedirán juicio político en contra de los miembros del Consejo General del INE, pues -desde su perspectiva- no instalar la totalidad de las casillas en la revocación de mandato, que en número deben ser iguales a las instaladas en una elección presidencial, implicaría responsabilidades administrativas y hasta penales para los consejeros.


No obstante, esta posibilidad queda cancelada por el momento con la modificación de la suspensión hecha por la Corte.


Esta medida suspensional surte sus efectos de manera inmediata, puntualizó la SCJN, aunque el auto aclara que esto puede “modificarse o revocarse derivado de algún hecho superviniente”. Esto significa que, si hay algún hecho nuevo que pueda modificar la actual situación en la que se encuentra el INE, existe la posibilidad de que esta suspensión sea nuevamente modificada o incluso revertida.


Por lo pronto, este viernes 4 de febrero el INE debe emitir la convocatoria para que se lleve a cabo el ejercicio de revocación de mandato, cuya promoción estará a cargo de la misma autoridad electoral, por lo que los partidos políticos, y los funcionarios públicos de todos los niveles de gobierno, no pueden publicitar este proceso, ni invitar a la población para que participen.


¿Cuál será la pregunta que aparecerá en la papeleta?

El martes pasado, el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación validó la pregunta que se hará para la revocación de mandato, tal y como esta se expresa en la fracción V del artículo 19 de la Ley Federal de Revocación de Mandato:


“¿Estás de acuerdo en que a (nombre), Presidente/a de los Estados Unidos Mexicanos, se le revoque el mandato por pérdida de la confianza o siga en la Presidencia de la República hasta que termine su periodo?”.


La revocación de mandato solo será válida si participa al menos el 40% de las personas inscritas en la Lista Nominal, lo que hoy equivalen a 37 millones 251,619 mexicanos. Lograda esa participación, si la mayoría absoluta de los votantes (18 millones 625,810 ciudadanos) así lo deciden, el presidente Andrés Manuel López Obrador deberá dejar su cargo por pérdida de confianza.


Fuente: Alto Nivel