Política

“Le mando un abrazo”: AMLO pide trato humanitario para “El Bronco”; exhorta desechar sospecha de venganza política

new.author
Por La Gaceta.me 13 Mayo 2022

El presidente López Obrador saludó al ex gobernador de Nuevo León, “independientemente del asunto y proceso legal”, dijo

En la Mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador llamó este viernes a las autoridades de Nuevo León a dar un trato humanitario al exgobernador de esa entidad, Jaime Rodríguez "El Bronco", durante el proceso judicial que enfrenta por presunto desvío de recursos públicos. A la par, también exhortó a dejar a un lado la sospecha de que hay una venganza política en su contra. 

“Yo le mando un abrazo al gobernador que está detenido, independientemente del asunto y proceso legal, le mando un abrazo”, dijo. 

De gira por Nuevo León, al encabezar su conferencia matutina desde el Campo Militar 7A, en Apodaca, el mandatario federal respondió así al llamado de ayuda que le pidió "El Bronco" en una carta que hizo pública el pasado jueves.

En la misiva, expone "permanezco injustamente privado de mi libertad, víctima de toda clase de atrocidades”, y señala que lo anterior ha provocado que su salud se agrave. 

“Es un asunto que tiene que decidir la autoridad local… En lo personal, yo considero que debe de haber un trato, no es de privilegio, excepcional, tiene que tomarse en cuenta la cuestión de salud, la cuestión humanitaria y hacer a un lado la sospecha de que sea una venganza política".  

AMLO no habló sobre el caso del "Bronco", pero habló de la corrupción

El mandatario agregó que: “Decía el presidente Juárez: ‘no es mi fuerte la venganza’. Entonces, siendo un asunto que se tiene que resolver aquí, yo soy humanista, por eso hablo de proteger la vida de todos”, señaló. 

López Obrador no habló de lo que se le imputa a "El Bronco", pero sí aprovechó el tema para condenar la corrupción. 

“En el caso de la corrupción, por ejemplo, lo que tenemos que hacer es convencer de que es algo que nos daña en lo personal, en lo familiar, en lo social y estigmatizar porque el peor de los males era que se robaba y ni siquiera perdían su respetabilidad, hasta se les aplaudía, en algunos casos hasta se les ponía de ejemplo, se les decía a los hijos ‘estudia, para cuando seas grande seas como fulano, un reverendo ladrón’. Eso ya no”, dijo.