Sinaloa

Medidas tibias a movilidad urbana fomentan contagios de COVID-19

new.author
Por Luis Fernando Nàjera 05 Octubre 2021

Con 196 pacientes de COVID-19 registrados, hasta la mañana de este lunes, el municipio de Ahome, en el norte del estado de Sinaloa, es el foco de la pandemia de contagios de SARS-COV-2, contrastando con Culiacán (116) y Mazatlán (60), que triplican en población al primero, pero que se ubican en tercero y quinto lugar en el top de focos de infección, según las estimaciones más recientes de Servicios Coordinados de Salud Pública de la entidad.

La explicación de los contagios está en las medidas de restricción de movilidad urbana, pues en la capital del estado y en el puerto turístico se aplicaron medidas municipales que suprimen el contacto de vacunados con no inmunizados al ser exigible el certificado de inoculación, en Ahome son nulas en la práctica, aunque en el papel están asentada.

En Ahome, Guasave (134) y El Fuerte (63), todos municipios pequeños, que lideran la lista de enfermos, no hay restricciones a la movilidad, y todo se deja al arbitrio de los administradores de los locales, que pueden o no aplicarlas. Los gobiernos municipales han permanecidos apáticos a los contagios.

La prueba son restaurantes, cantinas y bares, que están llenos; taxtes, estadios deportivos, palenques, mercados, y algunas plazas comerciales, que tampoco son la excepción en el incumplimiento de aforos.

Es en estos sitios en donde se expiden alimentos y bebidas en donde sólo es exigible el uso de gel alcoholado, y un aforo no mayor al 70 por ciento de la capacidad, porque el uso de cubrebocas se elimina sí se está consumiendo alimentos o bebidas, explicó el coordinador de Protección Civil en la Zona Norte, Omar Mendoza Silva.

La separación entre las personas es opcional de cada individuo así como evitar el contacto físico, porque el estado está en semáforo verde, explicó.

“Una mayor regulación corresponde al municipio”, dijo.

El coordinador de protección civil, Salvador Lamphar Rodríguez y el Director de Salud, Francisco Manuel Espinoza Valverde, no respondieron los llamados para conocer su versión sobre la causa del disparo en los contagios de COVID-19, en Ahome.

En Mazatlán, en donde el alcalde, Luis Guillermo Benítez Torres innovó con el certificado de vacunación como pasaporte de acceso a sitios privados, los contagios bajaron, y el alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro replicó la medida y sumó a empresarios, logrando la disminución.