Sinaloa

Tras amenazas a activista y en rechazo a la consulta sobre el proyecto, marchan en Los Mochis contra planta de amoniaco de Topolobampo

new.author
Por La Gaceta.me 20 Noviembre 2021

Al grito de ‘Fuera GPO’, ‘Todos somos Ulises’ y ‘Consulta que no es consulta’, este viernes marcharon en Los Mochis contra el proyecto de la planta de amoniaco que pretenden construir en Topolobampo.

 

Cientos de personas, principalmente indígenas y pescadores de las comunidades asentadas en la Bahía de Ohuira, marcharon desde el Parque Carranza hasta Palacio Municipal, manifestándose contra la consulta que organiza el Gobierno con la intención de legitimar el proyecto y contra los actos intimidatorios que han sufrido algunos integrantes de la oposición al mismo.

 

Al llegar a Palacio ya había apostada una veintena de policías municipales, pero el contingente se plantó sobre la calle Cuauhtémoc y se montó un mitin, exigiendo la presencia del Gobernador Rubén Rocha Moya, quien se encontraba de gira en Ahome.

 

Ulises Pinzón, activista de Topolobampo que denunció haber recibido amenazas de muerte, rechazó la consulta pública señalando que ‘a la gente le llega mucha información tergiversada’ para que voten a favor del proyecto, y aclaró que aún así no sería vinculatoria respecto a la determinación que emita la Suprema Corte de Justicia de la Nación, instancia en la que se encuentran los amparos interpuestos.

 

“Una consulta pública sólo es vinculante para el Poder Legislativo y el Ejecutivo, no para el Poder Judicial, y para que sea vinculatoria tiene que cumplir con el cuarenta por ciento de la participación de la lista nominal. Entonces, ¡cómo pretenden que esto sea para que el juez determine y resuelva rápido!”, exclamó.

 

“Lo que en realidad pasó es que los inversionistas (del banco alemán) se iban a retirar, y le quieren llevar de algún modo noticia positiva para que les sigan dando más tiempo”, agregó.

 

Felipe Montaño, Gobernador Tradicional de Ohuira, señaló que el Gobierno Federal realiza estas consultas populares como ‘Simples ejercicios políticos’, que no modifican el estatus de los proyectos.

 

“Seguiremos dando la lucha contra el proyecto de muerte, con las armas que nos da nuestra Constitución, los derechos de los Pueblos Originarios, nuestros usos y costumbres, así como todos los acuerdos internacionales firmados y ratificados por México en materia de protección al medio ambiente y de derechos humanos”, dijo.

 

“Esta lucha es larga y no nos cansaremos. Estamos preparados, con la razón y el derecho de nuestro lado, para acudir en su momento a las instancias internacionales que velan los intereses superiores a los pueblos, su derecho a defender su territorio y su desarrollo sustentable”, añadió.

 

Luego de algunos minutos salió a atenderlos el secretario del Ayuntamiento, Genaro García, rodeado de policías.

 

Ulises Pinzón le reclamó que tanto él como varios habitantes de las comunidades opositoras han sido amedrentados, señalando que esos actos de intimidación ‘si no vienen del Municipio, vienen por parte de la empresa’, por lo que le pidió ser un interlocutor para detener esas acciones.

 

“No es correcto todo eso que están haciendo. Sabemos cómo funciona esto, lo que es la delincuencia organizada, porque a final de cuentas han sido sujetos armados los que nos han visitado”, protestó.

 

Mientras que Melina Maldonado, habitante del campo pesquero Paredones, criticó que se ubiquen megaproyectos en zonas indígenas, señalando que procesan a un indígena por cortar un brazo de manglar con ostión pero a las trasnacionales les dan permiso ‘de venir a matar’ el medio ambiente.

 

“No estamos dispuestos a permitir ese abuso a nuestras comunidades en nuestros territorios... Tal vez sea muy bueno para el municipio, muy bueno para Sinaloa, muy bueno para el País, ese proyecto, pero se equivocaron de lugar. Hay mucho mar abierto donde pueden desarrollarlo, y si tan inteligentes son para gobernar, busquen un sitio donde dejen en paz a las comunidades indígenas y donde ustedes se llenen los bolsillos de dinero”, comentó.

 

Asimismo, señaló que la bahía les ha permitido vivir de manera sustentable desde siempre, y consideró que se puede explotar dándole valor agregado a lo que les provee.

 

“Señor secretario, tiene que ver un poquito la cosmogonía que tenemos nosotros, el sentimiento que para nosotros provoca el que vengan a destruirnos nuestros manglares”, apuntó.

 

Otro manifestante, un pescador, encaró al funcionario municipal diciéndole que los políticos los metieron ‘en este lío’, pero ‘andan a toda madre’ porque ‘GPO les está dando de comer’.

 

“¿No te da vergüenza ser parte de eso?”, le preguntó.

 

“A mí no, porque yo no soy parte de eso. De lo que usted está diciendo yo no soy parte”, respondió García.

 

SIN RESPUESTA POR PARTE DE GOBIERNO DEL ESTADO

 

Los manifestantes le solicitaron a Genaro García que gestionara de forma inmediata una reunión con el Gobernador, advirtiendo que no se moverían de Palacio hasta conseguirla.

 

El funcionario se comunicó vía telefónica con el secretario particular de Rubén Rocha Moya, y éste quedó en plantearle el asunto y regresar la llamada.

 

Luego de un par de horas esperando la llamada que no fue regresada, García propuso una tregua y se comprometió a seguir gestionando la reunión y tenerles una respuesta el lunes.

 

Los manifestantes acordaron darle el beneficio de la duda al funcionario, exigiendo que se solicite la presencia del Gobernador en la asamblea informativa que se realizará el martes en Topolobampo, y aunque aceptaron iniciar el diálogo con las autoridades, dejaron claro que hay un punto que no tiene negociación: que a ese lugar donde pretenden instalar la planta siempre dirán ‘aquí no’.


Fuente: Noroeste