El primer desnudo, el primer orgasmo actuado y el WIFI: Lo que dejó al mundo Hedy Lamar

03 Marzo 2021

Casada contra su voluntad con el proveedor armamentista de Hitler, Lamarr, una mujer que cambió la historia

¿Quién dijo que la belleza estaba peleada con la inteligencia? Hedy Lamarr fue una actriz destacada e inventora de la primera versión del espectro ensanchado que permitiría las comunicaciones inalámbricas de larga distancia.


Lamarr fue considerada desde temprana edad como una niña superdotada, empezó sus estudios de ingeniería a los 16 años, sin embargo, a partir de 1933 prefirió enfocarse en su pasión por la actuación, consiguiendo posicionarse en la industria gracias a la polémica película en la que protagonizó el primer desnudo de la historia del cine: Éxtasis


Foto: Especial


En “Éxtasis” apareció completamente desnuda no solo una, sino en dos ocasiones,  primero al borde de un lago, y después, corriendo por la campiña checa.


Luego de ver la película, el magnate, proveedor de  municiones, aviones de combate y sistemas de control de Adolf Hitler y de Benito MussoliniFriedrich Mandl se interesó en ella y arregló con sus padres un matrimonio a conveniencia, al cual ella se oponía. Lamarr calificaría más tarde esta epoca como una auténtica esclavitud.


El esposo de Hedy habría enloquecido de celos, intentando conseguir todas las cintas donde su esposa aparecía desnuda y obligandola a acompañarlo a todas las cenas y viajes de negocios, además de prohibirle seguir con su fructífera carrera en el cine.


Lamarr aprovechó la posición de su marido en la industria armamentista de la época, aunada a su soledad, para retomar la ingenieria y recabar información que más tarde otorgaría al gobierno estadounidense, asi como para aprender más ciencia  e idear la técnica de conmutación de frecuencias, misma que se convertiría en la base de un invento usado por millones de personas todos los días: El Wifi


Lamarr consiguió escapar del dominio de Mandl en 1937, al rededor de cuatro años después de haber contraído matrimonio con él, para lo cual armó un auténtico plan de fuga, se disfrazó como su asistenta y huyó por la noche, seguida de cerca por los guardaespaldas de su esposo, cuando finalmente consiguió deshacerse de ellos viajó a París y luego a Londres, donde conoció al empresario del cine Louis B. Mayer, quien regresaba a los Estados Unidos, la aún joven vendió sus joyas para conseguir un ticket del barco que  Mayer tomaría, con el único fin de convencerlo durante el trayecto de contratarla como actriz, para cuando el barco llegó a puerto, ella ya tenía un contrato por siete años, y había cambiado su nombre, de Hedwig Eva Maria Kiesler a Hedy Lamarr. En Hollywood seguiría rompiendo estereotipos, convirtiéndose también, en la primera mujer en actuar un orgasmo para la pantalla grande.



Comentarios